Rusia 2017: Visado, parte 1

Sé que al empezar a hablar sobre mi viaje a Rusia dije que cada semana publicaría una nueva actualización sobre esto. Vale, mentí. Me ha pasado lo que ocurre siempre, el tiempo no es suficiente y las cosas que hay que hacer son demasiadas. Así que a partir de ahora intentaré publicar cuando pueda escribir, lo que espero sea algo más frecuente este año.

Si no lo sabías, la federación de Rusia exige un documento de visado para casi todo aquel ciudadano extranjero que requiera la entrada al país. Obviamente antes de planificar cómo vas a realizar un viaje hacia un país, cualquiera que sea, hay que revisar los requisitos de visado para tu propio país.

En mi caso he dado con la página web de la embajada de la federación de Rusia en México, donde se indica que para viajar a Rusia, existen 5 tipos de visas distintas y un requisito muy particular en ellas. No pueden ser expedidas sin una invitación o un documento formal que la acredite.

  • Visa de turista: Estadía máxima en el país un mes, requiere un documento de apoyo para visado (Visa Support Document) que puede ser o bien un Boucher Turístico o la carta de confirmación de recepción del turista extranjero (que pueden ser emitidas por agencias de viajes o los hoteles y no es la factura de la reservación). Si el turista planea estar en varias ciudades, se debe emitir un Boucher o carta de invitación en cada ciudad en la que se planea estar, o pedir al emisor de la invitación que añada todas las ciudades en una sola invitación.
  • Visa de negocios: Requieren una invitación de la empresa o institución rusa con la que se “negociará”, la vigencia puede ir desde un mes hasta un año (3 para los países de la unión europea). Si se va a estudiar o trabajar, se necesita llevar también un certificado médico que incluya análisis de VIH (Sida).
  • Visas particulares (para visitar a familiares o amigos): requieren una invitación formal, expedida por el servicio federal de migración de la federación rusa, de la ciudad donde viven las personas que se desea visitar. La vigencia máxima es de 90 días.
  • Visas múltiples: Vigencia de 90 días por cada 180 días. Requieren invitación de institución o empresa rusa.
  • Visa de tránsito: requiere un pasaje aéreo con la información del vuelo. Estas visas solo se utilizan si el solicitante se dirige hacia otro país y transita vía Rusia.

Como mi viaje será de aproximadamente un par de meses, solo puedo aspirar a obtener la visa particular, para visitar a familiares o amigos en la federación rusa. Una recomendación que a mí me ha tocado aprender casi de forma empírica es que debes saber bien qué clase de visa puedes obtener, y cuáles son los requisitos. La visa que puedes conseguir influye principalmente en el tiempo que puedes permanecer en Rusia y lo que necesitas. En mi caso, por ejemplo, necesito que una persona de nacionalidad rusa me envíe una invitación mediante el servicio federal de migración. Hay que tener cuidado con esto porque si por ejemplo, no conociera a nadie en Rusia y quisiera permanecer dos meses en el país, sería muy difícil. Es prácticamente imposible contactar a alguien por internet para que te envíe este tipo de invitaciones sin que la persona en cuestión sospechara algo. Aunque eso sí, parece haber un gran número de empresas (especialmente hoteleras) que pueden venderte una invitación para turista, incluso si no planeas hospedarte con ellos. También hay empresas que venden la invitación de negocios, incluso si no tienes planeado realizar negocios (o investigación, o mercadeo) en Rusia. Lo verdaderamente importante en las invitaciones, sean del tipo que sean, básicamente son el número de entradas (la cantidad de veces que puedes entrar al país), el tiempo de vigencia (cuánto tiempo estarás en el país) y las ciudades que visitarás. Y sí, cada ciudad en la que planees pasar más de una noche debe estar en la invitación.

Por suerte el gobierno ha renovado sus trámites relacionados a las invitaciones. Anteriormente era necesario que la persona que tramite la invitación en Rusia enviara el documento original por un servicio de paquetería (ya sea correo postal o cualquier otro), y posteriormente el solicitante debía adjuntar la invitación en el formulario de solicitud de visado, después de haberlo complementado apropiadamente e incluir la documentación requerida. Ahora se permite que la invitación se maneje a través del servicio federal de migración de forma electrónica. Al expedir la invitación, la embajada de Rusia en el país del solicitante podrá consultar los detalles de la misma a partir del día de expedición, ahorrando significativamente en tiempo, aunque eso sí, aumentando los precios de manera importante.

También han renovado los procesos de solicitud de visado y de la invitación propiamente dicha. Anteriormente todo esto era necesario hacerlo de forma personal en la embajada de Rusia y la oficina federal de migración, respectivamente. Ahora este proceso consta de dos partes. La solicitud inicial (de visado y trámite de invitación) es un formulario que se puede realizar a través de una página de internet, eso sí, solo hay que acudir a complementar la documentación necesaria y responder a aclaraciones, según sea el caso. Para los mexicanos, por ejemplo, no se requiere que la persona se presente personalmente para entregar o recibir la documentación. Se puede designar a un representante legal que se encargue de la gestión de estos documentos.

Esto último, en particular, es muy interesante. Sobre todo porque en mi caso, por poner un ejemplo, la embajada de Rusia está en otra ciudad que no conozco, pero está lo suficientemente lejos para plantearme tener que pasar una semana allá, con todo el gasto que ello implique. Ahora, gracias a estos cambios en trámites, puedo enviar mis documentos por paquetería a una persona de mi confianza que vive cerca de la embajada (al menos mucho más que yo), y pedirle de favor que los entregue a mi nombre.

El único problema que he notado es que no parece haber mucha información accesible para las personas de Rusia sobre el proceso de trámite de invitaciones. La mayor parte de ellos desconocen los procesos, y he conocido a personas que no tenían conocimiento del tema en absoluto. Además, el servicio federal de migración, al menos en la ciudad de Samara (donde estoy solicitando la invitación), no parece ser de lo más accesible. Hemos intentado contactar con ellos por teléfono para saber los requisitos para solicitar la invitación y no han atendido en varios días. Por suerte la oficina no está en un lugar muy difícil de encontrar y tienen una página web bastante bien explicada, pero creo que es algo a tener en cuenta a la hora de hacer estos trámites.

Otro inconveniente con respecto a la solicitud de invitaciones es que por lo general el gobierno, pese a tener la página web funcionando, no parece ser de lo más colaborativo. Nos ha ocurrido un suceso bastante curioso. Para cumplimentar el formulario de solicitud, es necesario que el invitado entregue una copia de su primer página del pasaporte, donde se muestran todos los datos. Esta información tendrá que ser introducida en los campos correspondientes, utilizando el alfabeto cirílico en lugar del latino para todo. Es decir, hay que transliterar nombres, direcciones, ciudades y demás. Cuando algo de esto falla, por una mala transliteración o algo similar (no siempre es fácil saber la correspondencia entre ambos juegos de caracteres), la retroalimentación es del estilo “Esto está mal”, pero poco más. Hay que contactar al soporte mediante la página para pedir más explicaciones, y de todos modos parecen bastante escuetas. Otro detalle a tener en cuenta es que si en la solicitud cometes más de un error, por lo general te indican el primero únicamente. Después de corregir y reenviar avanzan al siguiente, y así sucesivamente.

Se supone que luego de haber solicitado la invitación el tiempo de espera es de aproximadamente 40 días, aunque puede extenderse a un par de meses. La persona que solicita la invitación debe pagar por el servicio, y creo que el envío por Telex (electrónico) cuesta aún más que expedir la invitación.

Una vez recibida la invitación, al solicitante se le da un número, que debe remitir al invitado para que este lo incluya como referencia al momento de entregar su documentación. Con este número el consulado de Rusia en el país podrá comprobar la información de la invitación.

El resto del proceso de visado es como cualquier otro. Se entrega documentación (en la que debe ir incluida la referencia o número de la invitación, si es que no se entrega en papel), se paga y se recoge el visado. Al menos así figura en la página de la embajada. En este momento estoy esperando la invitación, que debería estar lista sobre el 20 de febrero, así que no puedo decir mucho sobre el resto del trámite de visado. Ya iré contando qué tal se desarrolla el proceso por aquí.