Publicaciones sobre Historias

Servidor NAS casero: Primeros pasos

Como he comentado en una publicación anterior, hace poco me he comprado una Odroid XU-4 con la idea de hacerla un servidor NAS casero para poder almacenar toda clase de archivos, que normalmente me gustaría tener disponible en todos los dispositivos de casa. En esta serie de artículos me gustaría detallar un poco el proceso de configuración del software (y en ocasiones de algunas particularidades que vienen con la propia placa), a fin de documentar de algún modo el proceso para más adelante. Tengo pensado comprarme, si las cosas van bien, el módulo eMMC, y sé que deberé repetir todo el proceso para configurar el sistema (los sectores de arranque de la partición primaria son diferentes para el Módulo eMMC y la tarjeta Micro SD, así que esto me obligaría a reconfigurarlo todo en lugar de copiar la partición primaria). También, si alguien que me lea está pensando en montarse un dispositivo con características similares, tal vez esto pueda resultar de utilidad.

Leer más…

Servidor NAS casero: Refrescando la Odroid XU-4

Continuando con la serie de artículos dedicados a la Odroid XU-4 y a mi aventura de intentar convertirla en un servidor NAS sin pasar por instalarme sistemas con todo ya integrado, ahora quería compartir una particularidad (o truco) que puede ayudar a que los componentes de la placa funcionen algo mejor.

Leer más…

Un nuevo integrante en la familia. Bienvenido, Odroid XU-4!

Hola!

Durante los últimos años, le he dado vida a un par de Raspberry Pi que tenía haciendo polvo en mi habitación, para convertir la primera en un servidor NAS casero (NAS son las siglas de Network Attached Device, y es un dispositivo que tiene como principal objetivo mantener un disco duro accesible a toda una red local) y la segunda en un HTPC (siglas para Home Teater PC, que es otro dispositivo que se utiliza para disfrutar contenido multimedia en una TV, similar a Roku, Chromecast, amazon Fire TV y otros). La idea era muy simple: El servidor NAS mantiene un disco duro accesible a todos los dispositivos conectados a la red de casa, y la HTPC podía ver todo el contenido que estaba en el NAS.

Leer más…

Mi problema con el desarrollador de OnToys

Gracias a Miguel Pacheco por la ayuda con la traducción de la primer sección de esta publicación.

Si sueles leer mi blog, podrías saber que aquí publico mucho sobre software y otras cosas técnicas. Si no lo haces, ¿qué esperas? ¡Subscrívete y a leer! :). Hoy, no voy a subir algo relacionado al software o tecnologías en general. Hoy es uno de estos días donde compartiré una situación personal, sólo porque necesitaba hacerlo.

Leer más…

Rusia 2017: Visado, parte 1

Sé que al empezar a hablar sobre mi viaje a Rusia dije que cada semana publicaría una nueva actualización sobre esto. Vale, mentí. Me ha pasado lo que ocurre siempre, el tiempo no es suficiente y las cosas que hay que hacer son demasiadas. Así que a partir de ahora intentaré publicar cuando pueda escribir, lo que espero sea algo más frecuente este año.

Leer más…

Rusia 2017: Pasaporte

Lo que te identifica como ciudadano internacional e indica a los países extranjeros cuál es tu nacionalidad se llama pasaporte. Para poder salir de tu país de origen necesitas contar con uno de ellos. En México, el pasaporte se tramita en las oficinas regionales de la secretaría de relaciones exteriores (SRE), previa cita. El trámite del pasaporte es uno de esos trámites gubernamentales en los que debes hacer una fila enorme, esperar tu turno y si tienes suerte, esperar unas 3 o 4 horas para que puedan expedir tu pasaporte. Si tienes discapacidad, te ahorras unas cuantas horas, recibes tu pasaporte en minutos (en mi caso he demorado 45 minutos desde que terminé de llenar el formato hasta que me llamaron para entregarme el pasaporte), y al momento de pagar por el pasaporte tienes un descuento del 50% sobre el pago total en el banco. Eso sí, hay que presentar la credencial nacional para personas con discapacidad como identificación oficial.

Leer más…

Rusia 2017: Comenzamos

Hoy quiero escribir sobre algo que he estado pensando y poco a poco he empezado a convertir en realidad, hasta el punto en el que solo me queda esperar pacientemente (lo de pacientemente será un esfuerzo muy grande de mi parte) para que llegue el plazo que se indica en un par de billetes de avión. Pero no me refiero a escribir algo inspirador, sino a detallar el proceso que he ido realizando a lo largo de este último par de meses para planificar el viaje, así como lo que falta, a fin de poder conservar esta experiencia y leer todo lo que me hace falta por hacer.

Leer más…